Confucianismo: 4 males del corazón humano – Blog

Confucianismo: 4 males del corazón humano – Blog

La maldad en el hombre se origina por medio de decisiones sobre su ética equivocadas, decisiones que son fuertemente influenciadas por la interacción social que generan el ego, que es la raíz de males como el orgullo, prejuicios, obstinación y egoísmo que entenderemos como vencerlos a continuación:

Origen de estos males

La ética moral (percepción  del bien y el mal) es la que lleva al ser humano a tomar decisiones y está presente desde su nacimiento, pero además va siendo reforzada por la influencia social; esta influencia no es del todo positiva, pues lleva al hombre a pensar que sus experiencias son la verdad y lo correcto, creando una tendencia al ego, que es la raíz de todos los males.

1.Orgullo

“El hombre superior es digno pero no orgulloso; el hombre inferior, orgulloso, pero no digno” Confucio

El orgullo crea muros entre las personas lo cual impide la armonía entre ellas, lo cual nos impide crecer y forjarnos como personas.

2.Prejuicios

“El tipo más noble de hombre tiene una mente amplia y sin prejuicios. El hombre inferior es prejuiciado y carece de una mente amplia” Confucio

Es juzgar antes de conocer, estereotipos y primeras impresiones, son lo que causan la ceguera en las personas. Asumir sobre la vida crea conflictos e ignorancia.

3.Obstinación

“El noble busca la verdad y no se aferra con ciega obstinación a su criterio” Confucio

Se trata de ser cerrado de pensamiento y no dar espacio a las dudas. La verdad es absoluta, pero, ¿Cómo podremos conocer esa verdad si no le damos la oportunidad de ser juzgada?

4.Egoísmo

“Aquel que procura asegurar el bienestar ajeno, ya tiene asegurado el propio” Confucio

Es perseguir solo su propio bienestar. Somos seres sociales por naturaleza, el camino del centro (chong) es para recorrerlo como compañeros; el egoísmo lleva a la soledad lo cual es un camino antinatural que lo llevará al fracaso en su vida.

¿Cómo vencemos estos males?

“La creación humana fue hecha para el bien, la maldad es esencialmente antinatural” Confucio

El querer negar la existencia de estos males es lo primero que pensarás, pero esto es solo parte del ego interior que mencionamos antes. La aceptación es humildad, la cual es el arma más poderosa contra estos males, capaz de transformar a una persona y llevarla al camino del centro (chong).

El orgullo, los prejuicios, ser obstinado y el egoísmo han llevado a muchas personas a la ruina, pues es difícil verse a uno mismo y criticarse, pero solo la aceptación es suficiente para comenzar el cambio, tú puedes lograrlo, es una decisión que marcará la grandeza en tu vida, la humildad.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Name *
Email *
Website